El mundo inmobiliario y sus cambios post pandemia

Actualizado: 18 de nov de 2020

Se estima que pronto las ciudades volverán a una “nueva normalidad”, en la cual tendremos que ajustarnos a nuevos hábitos. Para el mundo inmobiliario esto implicará redistribuir los espacios habitables, incorporar herramientas sanitarias y consolidar al teletrabajo como una alternativa viable. “Estudiando las tendencias que viven los países que están en etapas de reapertura más avanzadas que Chile, hemos reconocido que siete de ellas pueden replicarse en nuestro país”, comenta Tomás del Castillo, co-fundador de Leasity.



"El encierro ha provocado que las personas se replanteen la importancia de la distribución de los espacios dentro de sus hogares. Debido al teletrabajo, cada vez será menos necesario vivir cerca de los lugares de trabajo y se comenzará a preferir viviendas de mayor tamaño, aunque se encuentren más alejadas de los centros urbanos."


1. Consolidación del Home Office


Durante la pandemia, esta opción demostró ser una alternativa más económica, efectiva y viable para cientos de empleados y empleadores. Es probable que en el futuro algunas oficinas establezcan el teletrabajo de manera parcial, por lo que será de especial importancia contar con lugares confortables para trabajar dentro de nuestro hogar o en los espacios comunes de nuestra comunidad. Así, en los nuevos desarrollos inmobiliarios se incorporarán espacios de trabajo compartidos con todas las comodidades necesarias: buena conexión a internet, insumos básicos de oficina, impresora, incluso pequeñas salas de estudio o reunión.


2. Cambios en las preferencias habitacionales


El encierro ha provocado que las personas se replanteen la importancia de la distribución de los espacios dentro de sus hogares. Debido al teletrabajo, cada vez será menos necesario vivir cerca de los lugares de trabajo y se comenzará a preferir viviendas de mayor tamaño, aunque se encuentren más alejadas de los centros urbanos. Además de la luminosidad, los ambientes integrados y las vistas amplias son algunos de los atributos más solicitados por los cotizantes al momento de buscar una propiedad. De esta manera, la tendencia del mobiliario integrado inteligente que optimiza el uso de las superficies (como camas abatibles, mesas plegables, cortinas separadoras de ambientes, etc.) seguirá en aumento, así como también la demanda por más áreas de esparcimiento.


3. Presencia digital del mercado inmobiliario


La cantidad de personas que navegan por las redes sociales y por la web aumentó significativamente durante la pandemia y esta alza llegó para quedarse. Por lo tanto, las empresas inmobiliarias deberán presentarse digitalmente de manera clara y amigable para los usuarios. Tour virtuales sin necesidad de ir a una sala de ventas, venta de propiedades 100% en línea, y obtención de créditos online, son algunas de las nuevas facilidades que están ganando terreno en el mundo inmobiliario, sobretodo entre los inversionistas más jóvenes. Con relación a la administración de arriendo, también existen nuevas herramientas como Leasity, la cual te ayudará a digitalizar y automatizar la gestión de tus arriendos de propiedades de manera sencilla y sin la necesidad de salir de tu casa.


4. Reordenamiento de los espacios de trabajo


El surgimiento del Home Office tendrá como efecto que las empresas trabajarán con menos personas presencialmente en sus oficinas. Esto reducirá el espacio de las oficinas debido a que se propiciarán jornadas flexibles que incorporen home office. Esto supondrá una disminución de la presión alcista de precios de oficinas que hemos experimentado durante la última década.

Por otro lado, se pondrá mucho énfasis en incluir distancias mínimas entre los espacios de trabajo, y reducir los aforos máximos de los espacios comunes más concurridos, como los lugares de almuerzo. Para quienes tengan que asistir a reuniones en persona, será importante incluir protocolos de seguridad y sanitización y mantener los espacios bien ventilados.


5. Auge del e-commerce


El comercio online creció un 150% durante la pandemia respecto al mismo período del 2019, y la “nueva normalidad” no acabará con esta tendencia debido a todos los beneficios que ofrece. El e-commerce brinda comodidad para el cliente al evitar que este se traslade, también otorga transparencia al momento de pagar y permite hacerle un seguimiento al despacho de la compra. Además, el e-commerce ha sido una vitrina muy valiosa para que los micro emprendedores puedan ofrecer sus productos y servicios sin la necesidad de contar con mucha infraestructura. Asimismo, cada vez existen más alternativas que permiten visibilizar a los negocios de cientos de pymes y permitirles vender sus productos de manera fácil.

Lo anterior provocará cambios en la configuración de las ciudades, pues será posible acceder a un mayor abanico de productos y servicios desde sectores más diversos. La cercanía física con las tiendas perderá fuerza como uno de los atributos de mayor relevancia al momento de elegir la ubicación de una vivienda.


6. Almacenaje y logística


El aumento del comercio en línea también ha provocado que los sistemas de logística y de almacenaje sean fundamentales. La demanda por espacios para guardar mercadería ha impulsado el arriendo de bodegas y se están desarrollando centros de distribución cada vez más avanzados. A su vez, se han impulsado sistemas de delivery de última milla y con atención al cliente de primer nivel. Por lo tanto, el arriendo de bodegas continuará siendo un buen negocio de inversión.

Es por esto que habrán espacios hoy considerados como residuales, o de segundo orden, que cobrarán un nuevo atractivo. Por ejemplo los pisos subterráneos o las propiedades que no cuenten con visibilidad y acceso desde calles principales, podrán ser reconvertidas en espacios de almacenaje o en dark stores.


7. Cambios en alojamientos y viajes


Los próximos turistas considerarán nuevos aspectos al escoger un alojamiento durante su viaje. Medidas de higiene, de seguridad y conexión estable a Wi-fi son algunos requisitos mínimos. Así, el rubro hotelero, uno de los más afectados por la pandemia, tendrán que incorporar estas nuevas medidas así como también los propietarios de viviendas ofrecidas en plataformas como Airbnb. Por otro lado, los viajes de negocios verán un cambio radical, ya que debido a la rápida incorporación de plataformas de videollamadas estos vuelos se reducirán sólo a situaciones estrictamente necesarias.


#tendencias #destacado #noticias





20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo